A los ojos abiertos como platos, platos repletos de historias que los oídos, golosos, degustarán

A los que os habéis perdido tantas, pero siempre tan pocas veces, en una canción,  una pintura, una película, dentro de las páginas de un libro, y os habéis escapado a regañadientes por el lomo, siguiendo el rastro de algún escurridizo pez

 

A los que habéis coloreado más de una nube

A los que no tenéis ni idea de si es o no una pipa

A los cazadores de luciérnaga o gamusino

A los que os gustaría, algún día, coleccionar trampantojos

A los imaginarios, los inquietos, los intrépidos, los curiosos

A los que no tenéis palabras para un cuento y a los que nunca os sobran

A todos, 

Bienvenidos

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Gonzalo Albiñana Pérez